Home > News > Culture > Iñaki Uriarte, recuperador de memorias

Iñaki Uriarte, recuperador de memorias

1.- Dice la crónica que:

El derribo comenzó en setiembre de 2011, Kukutza era todavía una fábrica joven de sueños de muchos colores, un gaztetxe creativo, taller de formación, de ilusiones compartidas, de proyectos de libros y trabajos amaneciendo, de futuro y vida…

Esta fábrica de sueños, Kukutza, surgió de un local abandonado de años, que un día perteneció a un narcotraficante que huyó abandonándolo.

Hubo manifestaciones grandes de apoyo, escritos sesudos de defensa y solidaridad, lloros de pena. Un buen día intervino la propiedad privada con jueces, alcalde y policía… y primero lo dejaron así, roto y deshecho, desvencijado y con huellas de sudor y sangre de inquilinos , luego lo convirtieron en solar vacío.

Hoy es un páramo de soledad y tristeza. Rompieron sueños con excavadoras y a pelotazos. Hubo detenidos y muchos heridos. Y luego mucha tristeza y hoy día un páramo vallado y muerto en medio del barrio. El alcalde Azkuna justificó en voz alta: «El Ayuntamiento tiene que defender la propiedad privada».

2.- Hay un bello escrito – de hacia el S. IV antes de nuestra era- en el que el autor anónimo inventa un diálogo entre dios y Satán sobre un hombre: Job. Estoy hablando del libro de Job, del paciente Job, recogido en el Antiguo Testamento:

Allí pregunta Yahvé a Satán: ¿De dónde vienes? Y Satán responde: De dar vueltas por la tierra y pasearme por ella. Y Yahvé le dice: ¿Te has fijado en mi siervo Job? No hay nadie como él, es un hombre íntegro, recto, temeroso de dios, apartado del mal. Y Satán responde a Yahvé: ¿Crees que Job teme a dios por nada? ¿No ves que le has rodeado de agasajos, bienes y protecciones? Tócale las pelotas, pon la mano en sus posesiones, que pierda la pasta y lo desahucien y te apuesto a que te maldice y te manda al carajo. Y Yahvé le contestó: O.K. Hagamos la prueba. Métete con sus bienes y posesiones, métele el dedo en el ojo y entonces verás que yo tengo razón.

3.- Hoy otro escritor llega también después de patear Bilbao y nuestras calles, Iñaki Uriarte, prolífico en artículos en periódicos y revistas, en intervenciones, Arquitecto por la Escola Técnica Superior d´Arquitectura de Barcelona. nº 1280, en el Euskal Herriko Arkitektoen Elkargo Ofiziala / Colegio Oficial de Arquitectos Vasco –Navarro: solitario y solidario. Profesor popular extrauniversitario. Académico kaletarra, instruido por la observación, documentado por lo visual. Recuperador de memorias. Visitante solitario de sitios silentes. Misionero de la ruina y la reutilización. Testigo de la desolación. Trovador de la rehabilitación. Constructor de sueños y conductor de pasiones. Pesimista activo. Severo y austero. Moderado y contundente. Inquieto e insatisfecho.

Nos visita para exponer ante nosotros, para hablar con nosotros sobre su larga correría por la ciudad de Bilbao con su gruesa carpeta bajo el brazo de observaciones, críticas de mala leche, apuntes de chanchullos y negocios, notas de propuestas, de aliento, de participación activa…

Nacido en Barcelona en 1946, educado en el exilio mediterráneo con formación latina y asiduo peregrino sensorial por Italia desde 1970. Miembro activo del 80 al 86 en la Comissió de Defensa del Patrimoni Arquitectónic del Collegi d´Arquitectes de Catalunya.

Finalista en los Premios del Colegio de Arquitectos Vasco Navarro “por la labor de defensa de la arquitectura en los medios de comunicación” .

Mención Especial del Premio de Periodismo Gabino Jiménez 1996, Santa Cruz de Tenerife “por el alto valor posicional y sustantivo de la serie de artículos firmados por I.U. recogidos en la claridad de los conceptos y la defensa del patrimonio del pueblo vasco”.

I Premio Internazionale Mario Roveda, otorgando por el Ecomuseo Adda di Leonardo “A las personas, instituciones y organismos que se hayan distinguido por su alto empeño humano y profesional en la benemérita causa de la recuperación y valorización del paisaje cultural en el ámbito nacional e internacional.”

Accésit en los Premios Colegio de Arquitectos Vasco Navarro por el Documental Oda a la fábrica abandonada.

Y también advertido y expedientado repetidamente por el Colegio de Arquitectos por faltas graves de opinión.

Reprochado públicamente en conferencias por el mismo colegio de Arquitectos por preguntas y reproches molestos en debates.

Querellado por el Ayuntamiento de Bilbao por criticar con nombre y apellido a concejales responsables del urbanismo y mantenimiento arquitectónico de la ciudad. Denostado pública y repetidamente por el alcalde de Bilbao Iñaki Azkuna.

Censurado en medios de comunicación.

Legendario asistente activo a numerosas manifestaciones y protestas, prohibidas y autorizadas celebrados en municipios y todas las capitales vascas reivindicando la identidad, libertad, la solidaridad el derecho a decidir, la independencia, la liberación de los prisioneros políticos vascos, el medio ambiente, etc.

Como él dice: “No represento a nadie. Solamente soy un ciudadano que simplemente camina mirando y quizá, como arkitekto kaletarra, (de calle) observando, que en uso de la libertad de expresión, un parolibero, intenta y practica un apostolado oral y epistolar de concienciación colectiva para poder actuar en legítima defensa de un valioso patrimonio cultural y una singular identidad del pueblo vasco.

Mi lenguaje, basado en la mirada, es el corriente de un villano algo atento a su entorno en general que intenta transmitir con una sensibilidad subjetiva, motivada e incluso profundamente justificada aquello que está al alcance de nuestra vista y también aquello que creo debe saberse sobre lo que sucede en el ámbito del espacio, el tiempo y la sociedad en que vivimos. ¡Cómo no lamentar y censurar, más viendo rebuscar a gentes en basuras y contenedores, el despilfarro habido en derribos, construcciones e infraestructuras baladíes de nuestra ciudad y entorno!”.

A la hora de explicar el proceso humano, también el desarrollo de la ciudad y de su hábitat, se debe partir de la evolución humana, de la evolución de las especies de Charles Darwin, y no del creacionismo bíblico de Yahvé, de un dios creador. O, con otras palabras, se debe acudir a la ciencia y no a la superstición y fraude. El gran científico colombiano Rodolfo Llinás, con mucha investigación y muchos premios a su espalda, conocido mundialmente por sus trabajos sobre la actividad cerebral y la conciencia, sostiene que “los seres humanos no tenemos cerebro, somos nuestro cerebro. Cuando le cortan la cabeza a uno no lo decapitan sino que lo decorporan. Porque es en este prodigioso órgano donde somos, donde se genera nuestra autoconciencia, el yo de cada uno”. Detrás de cada ciudad se esconde una larga huella de su adn, que explica su presente. Eliminarla es borrar la huella de su evolución, estulticia en grado sumo.

“Lo más brillante de mi currículo, dice Iñaki Uriarte en uno de sus escritos, es lo que todavía no he hecho. El futuro no me ha dado nada, mi esperanza está en el pasado. Me preocupa el porvenir de mi pasado”.

Este arquitecto destacado del Colegio de Arquitectos Vasco Navarro pronunció el día de ayer, en el Guggenheim de Bilbao, una lección magistral de análisis urbano, poniendo de relieve la sensibilidad en la mirada del ciudadano como medio de salvar la ciudad y su riqueza patrimonial de las garras de la especulación, de la pasividad, desidia, ignorancia y fraude por parte de instituciones y autoridades. Su título: “La destrucción democrática del patrimonio monumental”.

Un eskerrik asko agradecido al señor Inaki Uriarte por su lección magistral de ciencia e insumisión.

Leave a Reply

International Magazine Issue#8

Share This